lunes, 15 de abril de 2013

SIETE LUNES A LA SANGRE DE CRISTO


Sangre de Cristo, heme aquí postrado ante tu Divina Presencia, meditando tus Santísimas llagas y por ellas imploro tu piedad y misericordia en mis tribulaciones y sufrimientos, para que bendigas mi hogar, mis hijos y demás familiares. Haznos dignos de tu perdón y misericordia, y que tu martirio en el Gólgota y la sangre que derramaste por redimirnos nos lave y purifique de toda mancha. 

Padre Nuestro, Ave María, Gloria. 


Preciosísima Sangre de Cristo, contemplo la llaga de tu mano izquierda, y con todo el fervor de mi corazón, te pido Señor me ayudes en todas las penas que hoy me afligen y te pido consuelo y misericordia.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria.


Preciosísima Sangre de Cristo contemplo la llaga de tu mano derecha y por ella, Señor, te pido bendigas mis negocios y mi trabajo para que no nos falte el pan de cada día, especialmente pido.
(Aquí se pide por algún negocio especialmente se tenga en manos).

Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Preciosísima Sangre de Cristo, contemplo la llaga de tu pie izquierdo y por ella te pido que mis pasos y los de quienes amo, sigan tus huellas para alcanzar la salvación de nuestras almas y saques del purgatorio las de nuestros seres queridos con tu santo amor. (Aquí se pide).


Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Preciosísima Sangre de Cristo, contemplo la llaga de tu pie derecho y por ella te pido la paz de mi hogar y la buena armonía de mi familia para que mis hijos y todos los que amo se encaucen por el camino de la virtud, para que sean tus buenos hijos y gocen de la felicidad que das Tú con tu santo amor. (Aquí se pide).

Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Preciosísima Sangre de Cristo, contemplo y medito con todo mi corazón la llaga de tu costado por la abundante sangre que de ella derramaste te pido salud del alma y cuerpo, que las enfermedades que tanto afligen, no se apoderen de mí ni de los que amo, devuelve la salud a aquellos que la han perdido, especialmente a (aquí se pide por alguno que tengamos enfermo y deseamos devolver su salud del alma y cuerpo).

Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Preciosísima Sangre de Cristo, ya he meditado en tus santísimas llagas y con la fe de que oirás mis suplicas te ofrezco propagar está tu eficaz devoción y ser tu fiel devoto.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

NOTA: Está devoción se reza durante siete lunes. Hágalo con fe y obtendrá lo que pide, si es para Gloria de Dios y bien de su alma.




1 comentario:

  1. GRACIAS SANGRE DE CRISTO POR MI SALVACION Y LIBERACION, TU SANGRE TIENE PODER

    ResponderEliminar